viernes, 9 de noviembre de 2007

Feria del Coleccionismo

La Peña la Parrilla, con motivo de su cincuenta aniversario ha organizado este fin de semana la Primera Trobada de Coleccionismo, que tendrá lugar en la Plaza Mayor (a.k.a. Plaza López Allué, a.k.a. Plaza del Mercado) durante la mañana del Sábado 10 de Noviembre. Noticia en el AltoAragón y referencia que ha hecho Karlos en Huesca es Verde.

Siempre me han atraido este tipo de eventos porque se podría decir que soy un coleccionista aficionado. Al ver que hay gente fascinada por coleccionar tarjetas telefónicas y tapones de botellas de champagne, tus obsesiones por coleccionar botellas de cerveza quedan minimizadas. Me ha sorprendido mucho estas dos categorías (tarjetas telefónicas y tapones), que al parecer son las reinas de este encuentro. El tiempo acompañará seguro, porque por desgracia la lluvia se ha olvidado de dónde está la Hoya de Huesca.

Sábado, 10 de Noviembre

Ahora he vuelto de la Plaza del Mercado y he podido comprobar esto de las tarjetas telefónicas, todo un submundo. Las había de todo tipo, de todos los países, formando puzzles (uno de los Beatles me ha llamado la atención), debe ser la filatelia del siglo XXI, realmente alucinante. Los tapones de botellas de cava no se quedan cortos, cientos de álbumes repletos de estas chapas cada cual más variopinto.

Como siempre, lo único que verdaderamente me ha interesado ha sido la numismática, pero no de moneda sino de billetes, que llevo coleccionionando desde hace ya unos años. Me he hecho con una decena de casi todos los continentes, pero querría destacar dos: uno iraquí de finales de los noventa con Sadam Hussein en el anverso, no sé si por el morbo de que está muerto y todo lo que está pasando en Irak pero no he podido evitar cogerlo, supongo que Sadam Hussein dentro de unos años se revalorizará (cómo es la vida); el otro, yugoslavo de 1993, en plena guerra civil, emitido por la autoridad militar y con valor facial de, atención, ¡cinco mil millones de dinares!, para que luego digan de la devaluación de la peseta en los setenta y ochenta.

En fin, un auténtico gozo para los amantes del coleccionismo en general, y de tarjetas telefónicas en particular. Aparte, me ha servido para rememorar aquellos años en los que también en la plaza del mercado, todos los Domingos, subía para intercambiar cromos de la Liga de fútbol. Es una de las cosas que más echo de menos.

3 comentarios:

RJ dijo...

Joer, yo también me acuerdo de eso. De subir a la plaza del mercado a intercambiar cromos, los domingos o los sábados por la mañana. ¡Qué tiempooos!

Curiosas esas adquisiciones numismáticas de papel. Ya me las enseñarás ^^!

Saludos!

RJ

Anónimo dijo...

Eso sigue todavía funcionando, los domingos sobre el mediodía.

RJ dijo...

Anda, pues no lo sabía. Aunque me temo que ya no intento completar ningún albúm, jajaja.

Saludos