viernes, 9 de mayo de 2008

Creciendo que es gerundio.

Hace bastante que no escribía por aquí, y como ya me empezaba a corroer demasiado la conciencia, pongo unas palabras ligeras sobre la resolución respecto al terreno de las Harineras Porta. La noticia referente de hoy es ésta.

Guillermo ya hizo cavilaciones sobre cómo iría la cosa. Todo parece que va a ir por lo que él consideraba "supuesto óptimo": Se van a construir más de quince edificios de viviendas. Dos de hasta diecisiete alturas, cuatro de quince alturas, nueve de nueve alturas... etc. Altos y anchos, y que se fabricarán y revestirán con los materiales modernos de nuestro tiempo, para no desentonar, comenta Elboj. Eso sí, creo haber leído en Radiohuesca ayer que habrá una amplia plaza comunitaria. No obstante, no todos están de acuerdo en que ni haya VPO, ni espacio para bien público.

La ciudad parece crecer a pasos agigantados. Esa sensación me da. Hace relativamente poco uno observaba sorprendido la gran cantidad de nuevos edificios que se preparaban para levantar en aquellos campos, amarillentos en verano, que había al final de Los Olivos. Y hoy ya podemos ir haciéndonos a la idea de que en breve surgirán nuevas plantas de cristal y cemento en la extensa zona que dejará la demolición de las Harineras. Huesca va cambiando y creciendo, no hay más remedio. Al menos, es un signo de vida. Lo que me contraria es que parece, últimamente, hacerlo con prisas; en vez de poco en poco, de mucho en mucho.

Nota: Noticia de RadioHuesca donde se relata el asunto y se anuncia que mañana se aprueba definitivamente el proyecto.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

De verdad se necesitan bloques de 15 alturas en Huesca? No deberian pensar en viviendas de calidad y con buenas zonas comunes? Me cuesta pensar que en plena crisis inmobiliaria un proyecto totalmente desproporcionado salga adelante.

RJ dijo...

Bueno, no sé si serán de calidad o no (creo que el que tenga más o menos alturas no es sinónimo de mala o buena calidad de vivienda), pero lo que sí se resalta un poco también es lo que comentas, anónimo, de que se apruebe semejante proyecto en crisis inmobiliaria.

¡Saludos!

karlos dijo...

No me gusta nada la idea de grandes alturas en la ciudad, no por el tema de calidades, por el tema visual y estetico mas que nada

RJ dijo...

Cierto. A mi tampoco me agrada en absoluto. Y oye, todos tranquilos, que Elboj dice que como se construirán con materiales modernos, no se notará nada de nada. ¡Hasta diecisiete alturas, ahí es nada para Huesca! Como la zona de pirineos, o más, según creo. En fin...
¡Saludos Karlos!

Onset dijo...

Parece un modelo de construcción obsoleto, nada propio de hoy en día. Además no es muy estético ni atrayente. Pero lo que no entiendo es que con esta crisis tan grave que no hay demanda (y se regalan coches y de todo) se construyan tantos pisos...

RJ dijo...

Ya ves, Onset. Además, por lo que comenta RadioHuesca, se busca conseguir esa venta segura, ya que han de indemnizar a las empresas harineras por irse de ahí (han de vender unas 1400 viviendas). Sólo queda ver cómo queda. El Jueves (mañana) se aprueba el proyecto.

Por cierto, ¡Bienvenido al blog! Saludos.

Varislav dijo...

Bueno, pues tendré que despedir la única vista que tengo ahora desde la terraza: la estación. No creo que me llegue a costumbrar a mirar por la ventana y ver torres de pisos. ¡Ni que estuviéramos en Manhattan! ¡que es Huesqueta, leñes!

Anónimo dijo...

Resulta que en Huesca no hay edificios de 17 alturas pero sí hay muchos de 14, todo Ramón y Cajal, Martínez de Velasco, Pirineos, las Tres Torres... y sólo nos preocupan los de Pirineos. ¿Por qué? Por la falta de espacios. Aquí se confunde la altura con la edificabilidad. Yo prefiero tener parques, jardines, plazas, calles anchas, equipamientos y edificios altos (lo de la seguridad es una broma, seguro, ¿o es que somos tan de pueblo?) a tener la monotonía de una ciudad soviética, de baja mas cuatro, todos los edificios iguales, de caravista, y calles estrechas y pisos sin luz. Son dos conceptos. El mismo número de pisos se puede poner con los dos estilos, uno deja zonas libres para el esparcimiento común y el otro edificios grises, con patios de manzana y pisos que nunca verán la luz del sol (por ejemplo en el polígono 29)

Anónimo dijo...

Bueno, lo entiendo, desde luego lo importante es tener buenas zonas comunes, pero aun asi, no se si se justifican las alturas. Creo que la mayoria de la gente se decanta por la vivienda mas grande y de menos alturas e incluso unifamiliar ( o casi). En una ciudad como Huesca me parece que la gente espera ganar calidad de vida, y no tener que vivir como lo harian en Madrid o Barcelona.