miércoles, 16 de enero de 2008

Fin de cuatrimestre.

Mala temporada para este blog, como mala fue (y será) la temporada de Junio. Pero no es ninguna sorpresa. Hasta Ender está así, aunque no diga nada. Es lo que tiene eso de "seguir estudiando".

Con entusiasmo he estado al tanto del asunto de la denuncia blogosférica a la estulticia, o necedad, puesto el caso, de ciertos individuos que no sólo ponen su vida en riesgo (que parece hacerles disfrutar hasta la locura), sino también la de aquél que tenga la mala suerte de encontrárselos -y este "aquél" puede ser cualquiera. Reconfortante ha sido observar como todo trascendía a la realidad, tomando relevo la policía. Hasta los periódicos, y el propio afectado, se hacían eco.

Y aunque no tengamos estupendas iniciativas como las del Homo-piteco (véase la última, que me hizo recordar aquellos tiempos en que pasaba tardes eligiendo mis propias aventuras con los libros rojos de TimúnMas), o la de Varislav, con un humor tan ácido y afilado -aunque no le guste anunciarlo-, seguiremos por aquí, calladamente, hasta que los exámenes nos devuelvan la voz con la que hacer hablar a Pirineos7.

3 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Hala, a concentrarse en los exámenes, que ya nos quedamos los demás chimpancés de guardia.

Y a volver con energías renovadas.

Lupus dijo...

A ver, qué remedio ¿no?. ¡Suerte!

RJ dijo...

¡Gracias! ¡Días intensos, ciertamente!

Ánimo a tí también, Lupus.
Creo que el Hombre-piteco, en cambio, necesita de ánimos, pero para la jornada laboral de cada día. Sea pues: ¡Ánimos! XD

Hala pues (expresión que tanto decimos), vuelvo a estrecharme hasta deslizarme por las entrelíneas de los libros...

¡Saludos!

RJ