miércoles, 26 de diciembre de 2007

Adios a las vias

Parece ser que los trabajos de retirar la vía muerta del tren avanzan muy rápidos y ya deben estar por la zona del Conservatorio. Al final no va a ser posible la idea que tuve de recorrer una mañana el tramo desde Huesca hasta la conexión de la nueva circunvalación. Cuando por una vez deseas que las obras vayan lentas, resulta que se dan prisa.

Viendo avanzar este levantamiento no puedo dejar de sentir cierta tristeza. Es como si estuvieran arrancando la espina dorsal de la ciudad poco a poco, acercándose cada vez más a su final. Cuando esto termine, habrá desaparecido uno de los últimos símbolos de la Huesca de otros tiempos; una ciudad mucho más viva de lo que algunos piensan y en constante cambio. ¿Acaso alguien reconoce ya algo de esa Huesqueta perdida yendo por la circunvalación sureste? ¿o hacia el Coso Real?. Yo cada vez menos, y sin embargo cada vez me ilusiona más llegar los viernes y descubrir la silueta de Guara vigilando nuestra pequeña urbe.

Será la época del año, que nos pone melancólicos.

1 comentario:

RJ dijo...

Efectivamente, van rapidísimo. ¡Ayer pasé por la vía, y ya andaban con la máquina quitándola a la altura de la calle San Jorge!

No hemos llegado a tiempo, parece ser. ¡Lástima!

Rj