jueves, 31 de mayo de 2007

La calles de la Montaña

Desalentador, y triste, fue leer o ver cosas como estas que reflejaban los blogs Es por Huesca, o Pirineos de Aragón. No deja de ser una maldita realidad que se va extendiendo por nuestras montañas (noticias como ésta suscitan cierta sospecha). Sobretodo fomentada por el turismo, y lo que ello conlleva -habría que ver si es tan beneficioso para Huesca como para los que dirigen el movimiento del esquí, por ejemplo. Tu casa en los Pirineos para pasar el fin de semana o las vacaciones de nieve. Tu hotel de lujo en plena ladera pirenaica para que solo tengas que aparcar el coche y dejar las maletas en la habitación. También es cierto que no todos los asuntos de este tipo son así, son varios los que tratan de no desentonar y guardar las formas para con su entorno, ayudando a la vez económicamente con generación de puestos de trabajo, etc. (por poner un caso, ¿sabían que hay un hotel de lujo en Tramacastilla?).

Es mucha la diferencia cuando las cosas se hacen con medida y cuidado, de cuando no es así. Nuestro entorno natural se está usando desde hace tiempo como medio, cuando todos estos asuntos de turismo y construcciones deberían de ser (o al menos en parte) medio para mantener y preservar la naturaleza, y no fin. En vez de adecuar el turismo a la montaña, se está adecuando y transformando la montaña para ello. Como mínimo, se habría de buscar una sostenibilidad entre actividades, construcciones, y la protección de la montaña.

Si el interés turístico está en el medio natural, ¿por qué se empeñan en degradarlo tanto con construcciones y edificios? Todos sabemos el tópico, por dinero; y de momento poco hay que nos demuestre que podemos dar otra respuesta. Porque aunque el turismo es uno de los factores más importantes de nuestros ingresos ¿está realmente bien equilibrado? Creo que no. El turismo nos enriquece, pero nos está destrozando. Cuando Huesca ya no sea Huesca, se acabó la "llamada turística". Es de cajón.

Estos asuntos hacen bullir preguntas ¿puede Huesca mantenerse sana, sin tener por ello que renunciar al turismo, que tanto ayuda económicamente? ¿Qué perfil de turista se está trayendo? ¿Entiende un turista que se ha de respetar la naturaleza? ¿Lo entienden los que quieren que venga más turismo?¿Qué interés hay verdaderamente detrás de estas urbanizaciones?...

(Extraída de la web de la Plataforma en Defensa de las Montañas)

Así como uno de costa se debe angustiar y deprimir al ver sus playas llenas de casas, hoteles, y gente, así, creo, nos sentimos ahora por aquí. La montaña se urbaniza. Es decir, adiós montaña; una montaña rodeada de urbanización es un parque. El "golf" es la Gran Excusa de este comienzo de siglo -y francamente esta tan manida que resulta ridícula, tanto por su uso de justificación como por la incomprensible necedad de crear campos en zonas evidentemente inadecuadas para ellos.

Por todo esto, me ha aliviado un poco, dentro de lo cabe, esta noticia del Altoaragón. El Hermano mayor que es EU, va a venir a echar un ojo a todo esto. Y aunque en cuanto a Huesca solo sea en zonas determinadas, menos es nada. Esperemos que sirva de algo, aunque permítanme mantenerme escéptico.

Nota: Se me ha olvidado mencionar a la Plataforma por la Defensa de las Montaña, que también vela por estos asuntos.

2 comentarios:

Varislav dijo...

No puedo sino reafirmar todo lo que has dicho. Muchas veces hemos hablado de esta sistemática destrucción que se está haciendo de nuestro más valioso patrimonio natural que son los Pirineos.

¡Cuánto cinismo tienen estos urbanitas que quieren disfrutar de la naturaleza pero sin salir del asfalto! Lo malo es que contraatacan con el argumento de que eso revitaliza una zona y bla bla bla

Un saludo!

Ender Muab'Dib dijo...

´Cuando leí ayer la noticia, por fuerza me alegré; pero como bien dices sólo puedo mantenerme escéptico. La UE echará un ojo y lamentablemente todo seguirá como siempre y seguirán destrozando salvajemente nuestras queridas montañas.

Saludos y fe en los resultados (¡ja!)